Introducción: el desparramamiento urbano y la dependencia del automóvil

A. Trasfondo

 El desparramamiento urbano ha caracterizado el crecimiento urbano en Puerto Rico en  las últimas décadas.  El Área Metropolitana de San Juan (AMSJ) aumentó de 140 millas cuadradas a 401 millas  cuadradas entre 1964 y 1990 (Navas, 1994). La segregación del espacio urbano, el deterioro de los centros urbanos tradicionales, las transformaciones económicas y el éxodo de la actividad económica fuera de las ciudades han estado en boga en la segunda mitad del Siglo XX.

A principios del siglo veinte Puerto Rico contaba con un tren de circunvalación y varios tranvías en las áreas metropolitanas de mayor importancia.  Debido al crecimiento desmedido y desarticulado de las ciudades que sufrió el país a partir de la década de 1950, a la desaparición de los trenes y a las políticas de ayudas a veteranos de Segunda Guerra Mundial, el automóvil pasó a ser el medio principal de  transporte (del Valle, 2000).

El desarrollo de las zonas suburbanas como las urbanizaciones, los centros comerciales fuera de los centros urbanos tradicionales, los distritos de zonificación (áreas de usos exclusivos), las zonas industriales en la periferia de la ciudad y los subsidios públicos directos e indirectos al automóvil han contribuido a que el puertorriqueño dependa, en gran medida, de este medio de transportación.  En el 1950, en la Isla habían aproximadamente 26 vehículos por cada 1,000 habitantes, acifra que aumentó a 617 autos por cada 1,000 habitantes en el 1999 (DTOP, 1995).  Debido a que el automóvil es el medio principal de transporte en Puerto Rico, se han construido un gran número de carreteras, expresos, puentes e infraestructura en general que van a atono con el uso de este medio.  Esto permite la movilidad del puertorriqueño para que viva en una ciudad y trabaje en otra.  La dependencia del automóvil fomenta que se continúen construyendo carreteras debido a los problemas de congestionamiento vehicular.  Como consecuencia, se pierde gran parte de la tierra que podría estar destinada a otros usos, como agricultura o conservación de áreas verdes y recursos naturales.

Leer más-Descargar Artículo